• trabajar en la Administración Pública

Trabajar en la Administración Pública

ADMINISTRACIÓN PÚBLICA: Obtener una plaza en la Administración Pública, además de ser un trabajo para toda la vida, tiene muchas ventajas. En este artículo hemos hecho una selección de las que consideramos más importante que conozcas:

La seguridad

Trabajar para la Administración te dará, sobre todo, estabilidad. Todos los meses recibirás tu salario, además de dos pagas extra al año (aunque esto depende de la Comunidad Autónoma). Puedes trabajar en la función pública hasta que te jubiles, ya que los casos en los que la plantilla se reduce o se realizan despidos son inexistentes. La posibilidad de que te abran un expediente disciplinario es muy remota, por lo que si lo que quieres es seguridad laboral, trabajar para la Administración Pública es una de las mejores opciones.

Las vacaciones

Con respecto a este tema, si trabajas en el ámbito educativo podrás disfrutar de más vacaciones que en cualquier otro trabajo, aunque no podrás elegir tus vacaciones y no tendrás días de asuntos propios.

Sin embargo, en la Administración podrás disfrutar del mes de vacaciones, los días de Navidad, la Semana Santa, y 6 días de asuntos propios; aunque si que hay más flexibilidad para elegir el mes de vacaciones en comparación con los docentes. Esto no suele ocurrir en el sector privado.

Los derechos laborales

Son cuestiones que no siempre se respetan en el sector privado. Hay ciertos aspectos como la jubilación, las cotizaciones en la seguridad social, la igualdad salarial para hombres y mujeres, o la flexibilidad a la hora de vestir, que en el sector público son incuestionables.

Otra cuestión importante de mencionar en este punto son las faltas de asistencia. En la pública son fácilmente justificables, mientras que en el sector privado por cualquier falta, incluso por una enfermedad están mal vistas.

El horario

Es común que en el sector privado tu dedicación e involucración en la empresa se mira con lupa, y no siempre está bien visto irte a casa a tu hora. Se suelen tener por más dedicados las personas que se van más tarde a tu casa. Sin embargo, si eres funcionario normalmente entrarás y saldrás a tu hora.

La movilidad geográfica

Esto puede ser una ventaja y una desventaja. Para empezar, la Administración permite mediante concurso de traslado o por problemas de salud y otros asuntos la movilidad geográfica para desempeñar el mismo trabajo en otro lugar. Pero en educación, por ejemplo, puede darse el caso de que quieras vivir en Sevilla y te manden a trabajar a Almería. Con el tiempo puedes concursar e irte acercando a tu objetivo, pero esto puede tardar bastante. En el sector privado estás al servicio de tu empresa y tendrás que ir a trabajar donde te manden. Si trabajas para la Administración todo dependerá de si esta es nacional, autonómica o local.

El control

En la pública tus superiores no son las personas que te pagan tu sueldo, por lo que hay menos control, y por lo tanto menos estrés y presión por parte de los trabajadores.

La competitividad

Algo que en la empresa privada puede ser feroz, en el sector público, en cambio se da muy poco.  Los funcionarios no están tanto por competir como por llevar una vida relajada.  Las posibilidades de promoción en la pública son además limitadas y esto es lo que más contribuye a bajar el nivel de ambición.

Leave A Comment

Elige tu área de interés y descubre toda la oferta de CEP para Oposiciones. 

 OPOSICIONES ADMINISTRACIÓN OPOSICIONES JUSTICIA OPOSICIONES SEGURIDAD  OPOSICIONES EDUCACIÓN 

OPOSICIONES SANIDAD