RETOMAR EL ESTUDIO DESPUÉS DE VACACIONES

Después de haber disminuido tus horas de estudio por la Navidad, llega el final y toca volver a la rutina y también el primer desafío: retomar los estudios de la oposición de una forma más intensiva. Volver a recuperar el ritmo de estudios después de un parón puede resultar muy complicado si no te has mentalizado y preparado adecuadamente para ello.

Para muchos volver a la rutina de estudios después de las vacaciones, figura entre los momentos más duros del año y el nivel de estrés puede llegar a ocasionar algunos síntomas como son la irritabilidad, la falta de sueño y también falta de motivación.

Por estos causas, a continuación te presentamos 7 consejos para que puedas retomar de forma efectiva y rápida el ritmo de estudios que tenías antes de vacaciones y, que de esta manera volver a la rutina de hincar el codo sea menos duro y mucho más fácil de afrontar:

1. Planifica tu regreso

La planificación es muy importante para tener éxito en las oposiciones. Sea cual sea el periodo de descanso del que regreses, lo más sano es que antes de volver a la rutina de los estudios te mentalices unos días antes, prepares los materiales y consultes el temario.

Como preparación, pasa a limpio lo que sea necesario, haz limpieza y desecha los materiales que no te sirvan. Esta revisión te dará una visión global más clara de lo que le quedaba pendiente por estudiar.

Si las vacaciones van a ser muy largas, debe tener en consideración lo que afirman los expertos en psicología “si algo se estudia pero no se repasa, será fácilmente olvidado, cuantas más repeticiones mejor”.

2. Recupera el ritmo gradualmente

Tómate el regreso con calma y comienza poco a poco adaptándote nuevamente a los horarios de estudio y a la vuelta a la rutina. Si las vacaciones han sido relativamente largas debes recuperar gradualmente el ritmo que necesitará cuando regrese. En cuanto a la oposición, la mejor opción es recuperar el ritmo con una transición de estudios que deberá siempre ser gradual y nunca jamás de forma abrupta.

3. Define un horario de estudio

Al regreso de las vacaciones, además de ir recuperando el ritmo de forma gradual e ir adaptándote nuevamente a los horarios de estudio, ten en cuenta que efectivamente debes tener un horario específico de comienzo y final de la jornada de estudios, con la finalidad de crear una rutina que debes respetar siempre. Psicológicamente te ayudará mucho ya que al final se traducirá en un sentimiento de paz y tranquilidad mental por el sentimiento del deber cumplido.

4. Concéntrate en tu objetivo

Si te siente seriamente desmotivado a la hora de retomar los estudios, la clave para encender la chispa y motivarse de nuevo es recordar el motivo principal por el cual estás preparándote y estudiando para la oposición, que no es otro que alcanzar la meta triunfal de tener un puesto laboral fijo como funcionario en la Administración Pública. Con tu motivación principal en mente recuperarás el ritmo de estudios en muy poco tiempo.

5. Elimina las distracciones innecesarias

Para hacer que la transición del descanso al estudio sea lo más suave y menos traumática posible, debes eliminar todas las distracciones innecesarias. Por ello, apaga tu teléfono móvil, no pierda el tiempo de estudio navegando por internet, cierra todas las aplicaciones y programas de tu ordenador. No le des a tu voluntad la menor oportunidad de distraerse y flojear, de esta manera será mucho más fácil ponerse al día de la manera más rápida y eficiente posible, sin distracciones obvias y sin molestarte cada cinco minutos.

6. Recompensa tu esfuerzo

Una excelente estrategia que te ayudará a motivarse para retomar nuevamente la rutina de estudios es darte pequeños premios tras conseguir objetivos específicos que se haya marcado inicialmente. Estos pequeños premios o recompensas a su esfuerzo no tienen porqué tener que ver con el estudio, es decir, pueden ser personales para que te motiven aún más.

Estas recompensas o premios que te des, pueden consistir por ejemplo, en pequeños períodos de descanso y desconexión mental. Durante estos breves descansos debes alejarse por completo de los apuntes. pero siempre por períodos cortos durante la jornada de estudio que haya establecido diariamente para la oposición a la que te estás preparando.

Al darte una merecida recompensa a tu esfuerzo podrás afrontar el reinicio de estudios con más ganas y mejor actitud.

7. Descansa

Aunque acabas de regresar de las vacaciones, es muy importante no hincar los codos a lo loco y estudiar sin ton ni son, por este motivo debes establecer períodos claros de descansos durante las jornadas de estudio, es decir, debe haber un equilibrio entre estudiar y descansar. Si logras equilibrar ambos períodos, volver de las vacaciones no será un cambio tan grande.

¿Y tú? ¿Qué tienes pensado hacer para volver a la rutina después de Navidad?