¿Qué es un funcionario público?

La RAE nos da una definición de qué un funcionario público,es todo aquel que desempeña profesionalmente un empleo público. Pero dentro de este empleo ofrecido por las diversas entidades públicas tenemos muchas profesiones diferentes, como profesores, policía, jueces, personal administrativo, entre otros.

Dependiendo del cuerpo de profesionales públicos al que quieras acceder, las condiciones de acceso son diferentes. Aunque en la mayoría de los casos tendrás que aprobar unas pruebas, como es el caso de oposiciones o concurso-oposición.

¿Cómo son las pruebas para ser funcionario público?

La mayoría de estos procesos se califican por un grado de dificultad. Pero esto no evidencia que la materia de estudio es muy compleja o que los requisitos son muy altos, sino que en la mayoría de los casos hay mucha gente que quiere acceder y las plazas son muy limitadas.

Por tanto, lo más habitual es que sólo aquellos que cumplen con todos los requisitos para aprobar los exámenes y que su resultado final está considerado uno de los mejores, serán los que hayan pasado la prueba y entren dentro del empleo público opositado.

Las características de cada proceso de selección y las condiciones de participación en dicha prueba selectiva se publican en diversos sitios, dependiendo del órgano convocante de la oferta de empleo o publicación de plazas.

Por tanto podrás encontrar publicaciones tanto en el BOE o en Boletines Oficiales de las Comunidad Autónoma o en boletines de otros órganos estipulados (Ej. Comunidades Europeas, Cortes Generales, etc). Además de la publicación de las características, se publicará un calendario donde se establecen todas las fechas de importancia y a su vez, el temario a estudiar.

¿Cómo se dividen los diferentes grupos de funcionarios públicos?

La Administración Pública contiene una organización de personal dividida en Cuerpos segmentada en varias categorías.

Se puede apreciar como estos tres grupos están divididos según el nivel de conocimiento que se requiera para acceder a los diferentes cuerpos o perfiles de profesionales públicos.

Por un lado encontramos con el primero grupo o Grupo A. En dicho grupo pueden acceder las personas que tienen un nivel de estudio alto. Es decir, aquellas personas que cuentan con un grado o licenciatura como doctorados, ingenieros o arquitectos.

Además se debe destacar que se subdivide este grupo en dos. El subgrupo A1 (funciones de gestión, inspección, ejecución y control) y el A2 (funciones de administración o administrativas de nivel mayor) para los diplomados.

El siguiente grupo es el Grupo B cuyo requisito para entrar dentro de esta categoría es un título de técnico superior. Dentro de sus funciones de tareas administrativas propias de este nivel, también se realizan de tareas de ejecución y trabajos de gestión.

Por último el Grupo C, que es el nivel más bajo y cuenta también con dos subgrupos. El C1 cuyo requisito principal es un nivel de estudio mínimo de bachillerato o de técnico y el C2 que como mínimo exigen un nivel de ESO.

¿Qué es el Antiguo Grupo B?

Hace unos años, existía un Grupo A de funcionarios públicos que contaban con licenciatura y a su vez había otro Grupo B para los diplomados. Tras la eliminación de las diplomaturas, las personas que realizan titulaciones de técnico superior podrán acceder al grupo B (el nuevo A2).

Por lo que, no es más que un nuevo reajuste de la división de cuerpos que hacen que este cambio sea de vital importancia para personas que quieren ser funcionario o que ya lo son y quieren progresar en su carrera pública.

FUENTES: